Skip to main content

Los mejores colchones para bebés y niños

La importancia de elegir un colchón adecuado para la cuna de nuestro bebé o la cama de nuestro hijo/a es enorme para el correcto descanso y desarrollo. Asegurar el bienestar físico de los más pequeños durante las horas de sueño es primordial para evitar problemas en la columna que puedan derivar en complicaciones de crecimiento.

Otros factores primordiales son por supuesto la comodidad del colchón, una altura adecuada para garantizar un perfecto encaje y con ello la seguridad del bebé, así como unas condiciones adecuadas para facilitar un descanso y desarrollo sanos. También resulta recomendable para todas las edades elegir productos con tratamiento antialérgicos y antibacterianos para evitar el desarrollo de posibles alergias o reacciones en la piel.

 

 

Aspectos a tener en cuenta

Además, dependiendo del peso y el tamaño del niño o bebé, los criterios para elegir un colchón varían mucho. El delicado y ligero cuerpo de un bebé requiere de diferentes condiciones para el correcto descanso que el de un niño más desarrollado. Otros dos factores importantes a tener en cuenta son la calidad y firmeza, no podemos caer en la equivocación de pensar que el cuerpo ligero de un niño resta importancia a la dureza y robustez de la superficie de la cama.

Para realizar una compra adecuada de la cual no arrepentirse, en opinionescolchones.com hemos desarrollado esta detallada guía por edades que ayude a los padres en la difícil tarea de garantizar el sueño placentero de los más pequeños de la casa.

 

Características generales de un colchón adecuado para niños y bebés

Firmeza y flexibilidad: La estructura debe ser estable para aportar un buen soporte y su vez adaptarse al cuerpo del niño de manera uniforme sin generar puntos de presión.

Transpirabilidad: Los materiales del colchón deben tener altas cualidades de transpiración y circulación de aire para mantener la temperatura corporal estable durante las horas de sueño.

-Higiene: Es necesario que los componentes de la cama sean hipoalergénicos y con tratamientos atiácaros para conseguir un descanso sano y proteger a los pequeños contra problemas en la piel o problemas de alergias. Además esto ayudará a mantener el colchón en las condiciones adecuadas de higiene para conseguir una mayor vida útil. Además se recomienda que el colchón sea desenfundable y que tenga una protección impermeable ya que tanto bebés como niños tienden a generar manchas más complicadas de lavar.

-Colchón de primera mano: Es recomendable no optar por colchones regalados, heredados o comprados de segunda mano para los más pequeños de la casa, ya que lo más probable es que con el uso hayan perdido sus propiedades iniciales.

 

Características de un colchón para bebés

Un bebé hasta los 5 años dedica aproximadamente la mitad de su tiempo a dormir. Bien sea en un carrito, en brazos, es un portabebés, hamaca o en el sillita del coche, el recién nacido pasa aproximadamente 12 horas al día durmiendo y por ello es importante garantizar que lo hace sobre una superficie idónea para su desarrollo. Además existen algunos riesgos como la bronco aspiración o la muerte súbita que pueden suceder en los primeros meses de vida del bebé, cuyo riesgo puede disminuirse escogiendo el colchón adecuado.

La característica primordial a la hora de elegir el colchón para un bebé es que no sea demasiado blando. Los huesos de los recién nacidos son frágiles y por ello requieren de un apoyo bastante firme que no derive en problemas para la columna vertebral. A su vez es recomendable fijarse también en que la acogida y la adaptabilidad del colchón sea buenas para que disipe fuerza sobre el cuerpo generada por el peso y equilibre la presión de manera más uniforme. Materiales adecuados para un colchón de bebé pueden ser, por este orden, la viscoelástica, látex o los muelles.

La altura ideal de un colchón para bebés es de entre 11 y 15 cm, grosor suficiente para soportar el peso del bebé sin que sea demasiado alto para que pueda trepar los barrotes de la cuna. Además el tamaño de la superficie del colchón debe ajustarse de manera perfecta a la cuna sin huecos de más de 2 dedos de grosor. Este aspecto es muy importante para garantizar al seguridad del bebé y evitar riesgos de asfixia.

 

RebajasBestseller No. 2
Pikolin Home - Protector de colchón acolchado cubre colchón para cuna, impermeable y transpirable, 60 x 120 cm (Todas las medidas)
  • Acolchado; Ofrece una agradable sensación mullida
  • Hipoalergénico; La microfibra ayuda a disminuir los síntomas de alergia
  • Impermeable - Adecuado para personas que deseen un nivel superior de calidad y transpirabilidad
  • Laterales con elástico para un ajuste perfecto a colchones hasta 15 cm de altura
RebajasBestseller No. 3
Star Ibaby G7-5G91-VVBT - Colchón para cuna de bebé de 120 x 60 cm
  • El material de espuma de alta densidad del colchón de cuna se adapta mientras hay presión y siempre vuelve a su postura natural
  • La adaptabilidad del material del colchón de cuna favorece la circulación sanguínea y reduce la agitación nocturna permitiendo mantenerse más tiempo en fase óptima de descanso
  • No favorece la proliferación de ácaros. Atérmico, no transmite frío ni calor
  • 12 cm de grosor de espuma de alta densidad. Valido para cunas y cunas de viaje de 120 x 60 cm
Bestseller No. 4
Seasons-Colchón de cuna Aloe Vera, material transpirable Air Active, antiahogo con malla 3D, 57x117 cm
  • Colchón de cuna adaptable y ergonómico
  • Firmeza idónea para la espalda del bebé
  • Gran transpiración
  • Reversible y antiahogo
  • Refuerzo perimetral de seguridad
Bestseller No. 5
Jané 080254 R85 - Colchón para cunas
  • Reversible, un lado tiene un tejido fresco y ligero para el verano, y el otro un tejido mas calentito para el verano
  • Adaptable a todas las versiones de sillas de descanso, hamacas, trona, grupo 0, capazos y sillas de automóvil
  • Reductora y totalmente amoldable para aportar comodidad desde el primer día de vida del bebé
  • El cojín cervical ayuda a proteger el cuello y a mantener una postura cómoda y saludable

 

 

Características de un colchón para niños de entre 3 y 8 años

Los 3 años es la edad habitual para realizar el salto de una cuna a una cama de verdad. Un colchón adecuado resulta muy importante en esta etapa de la vida, ya que es durante esas horas de sueño cuando el cuerpo libera la hormona del crecimiento que permite desarrollar huesos y músculos de manera correcta.

Uno de los errores más recurrentes a la hora de comprar la primera cama para un niño es elegir el colchón por su diseño infantil y no priorizar que tenga las características adecuadas para brindar un descanso profundo y sano en la posición correcta para el desarrollo de la columna vertebral.

El peso de los niños durante esta horquilla de edad varía mucho, cambiando por ello también el grado de firmeza recomendada para el colchón. El colchón debe tener una firmeza entre medio/baja y medio/alta dependiendo de su da una firmeza medio/baja, entre los 10 y 20kg una firmeza media y hasta los 30kg de peso una firmeza medio alta.

Además es importante en esta edad que el colchón sea transpirable e idealmente termorregulable, así como que tenga una relación adecuada entre firmeza y confort para el niño. También es importante que tenga el tamaño adecuado para que el niño se mueva libremente pudiendo cambiar de postura. El grosor recomendado para estas edades es a partir de 16cm aumentando cuanto más pesado sea el durmiente.

 

Bestseller No. 3
Seasons-Colchón de cuna Aloe Vera, material transpirable Air Active, antiahogo con malla 3D, 57x117 cm
  • Colchón de cuna adaptable y ergonómico
  • Firmeza idónea para la espalda del bebé
  • Gran transpiración
  • Reversible y antiahogo
  • Refuerzo perimetral de seguridad
RebajasBestseller No. 4
Colchon cuna 60x120 viscoelástico desenfundable dos caras Varias Medidas Fabricado en España (117x57 cm)
  • IMPORTANTE: Medir interior de la cuna antes de comprar, las medidas exactas son 117x57 y 120x60. Ambos tienen una altura de 10 cm
  • Colchon cuna 60x120 viscoelastico de dos caras que se adapta al cuerpo del bebé: una cara con tejido transpirable y otra con tejido stretch acolchado antiácaros.
  • Ofrece máximo confort para el recién nacido. Desenfundable y lavable. Favorece la eliminación de CO2, calor y humedad
  • Material: Núcleo de viscoelástica termosensible de 1 cm en cada cara y 8 cm de espuma de alta densidad
  • Testado: Cumple con las normas de calidad y seguridad. Tiene una garantía: 5 años
RebajasBestseller No. 5
SLEEPAA Colchón de cuna FIBRA DE COCO natural y MUELLES 120x60 cm antiácaros transpirable Altura 15 cm Tejido exterior stretch acolchado antiácaros Fabricado en España Varias medidas (117x57 cm)
  • IMPORTANTE: Hay dos Medidas, el de 117x57 es para cunas de 120x60, la otra medida es exacta de 120x60. Medir la cuna antes de comprar.
  • Este colchón de cuna garantiza la firmeza necesaria gracias a su carcasa de muelles, y máxima transpiracion gracias a la fibra de coco. Composición: 3 cm de espuma + 10 cm de carcasa de muelles bonell + 10 cm de marco perimetral de espuma de alta densidad + 1 cm de fibra de coco natural + 1 cm de espuma
  • La medida exacta del colchón es 117x57, válido para cunas de 120x60. La altura es de 15 cm
  • Lleva una funda exterior/interior de protección de stretch antiácaros
  • Testado: Certificado OEKO-TEX y CERTIPUR.

 

Características de un colchón para niños mayores de 9 años

A partir de los 9 años el colchón debe seguir cumpliendo las cualidades de higiene y ergonomía descritas anteriormente y también debe poco a poco adaptarse a los gustos personales del niño o niña. Aún así, el nivel de acogida y firmeza debe mantenerse equilibrado para garantizar el adecuado soporte de la espalda y el correcto crecimiento. El grosor del colchón debe aumentar ligeramente, siendo recomendable una altura de 18cm o más para niños de estas edades.

A pesar de que las horas de sueño se reduzcan considerablemente en estas edades, una cama que les permita tener libertad de movimiento es primordial durante esta época de desarrollo y cambios hormonales.  Además, es estas edades los niños suelen aumentar de tamaño de manera muy rápida, por lo que resulta recomendable comprar una cama con una largura algo holgada que pueda utilizar durante más años de crecimiento.