Skip to main content

Colchones Pikolin Opiniones

En la actualidad existen muchas marcas de colchones en el mercado aunque una de las más antiguas y conocidas sigue siendo Pikolín, líder en el mercado de descanso durante muchos años en España.

En 1948 se fundó la empresa en un taller de camas en Arrabal del Ebro, por aquel entonces nadie sospechaba que Pikolín estaba llamada a convertirse en una multinacional durante los años 90. Cuando el fundador de la empresa familiar liquidó los viejos somieres y camas de tubo, se sumergió de lleno en las nuevas técnicas: muelles, somieres de lamas de madera, nuevos textiles y otros inventos sofisticados, convirtiendo a la empresa en pionera en el sector entre los años 50 y 70. Aunque empezó por fabricar colchones de muelles, con el transcurso del tiempo esta compañía también se ha sumado al mundo de la viscoelástica.

Cuenta la historia que  Pikolín viene de Picolino, nombre de un restaurante de Bolonia, donde el dueño de la empresa comía habitualmente. Le gustó como nombre de marca y por eso lo acortó y sistituyó la C por una K, resultando el nombre oficial de la empresa desde 1973. Los colchones de Pikolín tienen precios asequibles y al ser una empresa en constante evolución, tiene un público muy fiel aún hoy en día.

Con motivo del 25 aniversario de la compañía, en 1973, se construyó una fábrica enorme en la autovía de Logroño, en Zaragoza. El complejo industrial está compuesto por cuatro naves y una torre de oficinas, y el lugar desde el que la empresa comenzó a abrir su camino en el mercado internacional. La empresa Pikolín ha seguido innovando de manera constante, buena muestra de ello es su somier de lamas Fibermaster o su bloque de muelles Normablock.

También en Pikolín, como en otras muchas empresas españolas, se hizo notar la crisis, pero esto no hizo que su presidente dejara de mirar hacia el futuro, por eso, en 2002 entró en el mercado francés con la empresa Cofel, una empresa conjunta creada con la marca belga Recticel. Esta compañía tiene ahora cinco factorías y numerosas marcas como Bultex, Epeda, Lattoflex y Swissflex. Pikolín había dado así un gigantesco salto hacia el liderato del sector en Europa. Poco tiempo después compraba en España la marca Sema y también, en 2006, la marca Smatex, que fabrica en España y Portugal. En 2009 Pikolín compra la totalidad de Cofel, a esas alturas primer fabricante francés, conviertiéndose así en el segundo grupo industrial en el sector del descanso de Europa.

La último paso en su expansión internacional la dio en el Sudeste Asiático, con la apertura de dos fábricas y la compra de Dunlopilla, firma que opera actualmente en 15 países de la zona. En 2012 la empresa decide diversificar su actividad comercial y adquirir la compañía Hidráulicas Pardo, líder en España en camas articuladas para hospitales y geriátricos. A finales de ese mismo año, Pikolín entra de lleno también en el mercado italiano de la mano del líder del país en el sector.



COLCHÓN CENTURIÓN ELITE BULTEX PIKOLIN
PIKOLIN colchón GLAMOUR PRACKTIK VISCO
Colchón Pikolin RACE Active