Skip to main content

Somiéres de láminas

Hace no tanto años, aún en la mayoría de los dormitorios se solía encontrar debajo del colchón un somier de metal con una rejilla compuesta de muelles en espiral. Estos somieres antiguos tienen muchas desventajas, entre ellas que no favorecen la durabilidad del colchón y que producen ruidos y por ello ya prácticamente no se fabrican. En gran parte estos modelos han dado paso a los somieres de láminas, con un marco y varias tablas de madera sólida. Solo la elección de un colchón adecuado no garantiza una cama cómoda que permita un descanso reparador, por eso es importante también testear y elegir una base que se adapte adecuadamente a las características de la colchón.

 

Los somieres modernos

Normalmente un somier consiste de un marco sólido del mismo tamaño que el colchón que provee una sujeción segura y estable a la base de reposo. Encima del bastidor del somier se encastran transversalmente una serie de láminas de madera u otro material de alta dureza como plástico.

Para adaptarse a necesidades especiales ortopédicas o simplemente para mayor comodidad, en los últimos años han tomado protagonismo en el mercado los somiéres regulables o articulados, con una base inferior (piecero) estática y una parte superior (cabecero) móvil, que permiten ajustar la posición superior para que la espalda descanse algo erguida.

 

Guía para la correcta compra

Como para cualquier otro accesorio del sector del descanso, es aconsejable leer detenidamente las especificaciones técnicas del fabricante así como las opiniones de los clientes que ya han adquirido el somier deseado antes de efectuar la compra.
La combinación con el colchón, así como los gustos y necesidades del durmiente, influyen de manera directa sobre la elección del somier. Los expertos discrepan hasta qué punto un somier pueda influir en la calidad del sueño, ya que en muchos casos, en colchones de dureza alta, el somier tiene un papel muy secundario. En somier de láminas es relativamente universal y encaja bien con la mayoría de colchones. Sin embargo, en el caso de colchones de espuma sin mucha altura por ejemplo, un canapé u otro tipo de somier puede ser una mejor opción para dar un apoyo más estable a la superficie de descanso.
Los somiéres de láminas constan de una base semi-flexible que ayuda al colchón a apoyar las distintas zonas del cuerpo, equilibrando los movimientos del durmiente. Algunos sistemas de colchones incluso no necesitarían de este soporte, por su gran grosor o por tener un núcleo con multitud de muelles con una superficie recia. Para este tipo de alta gama, firmeza y grosor es suficiente incluso la opción más económica, los somieres de láminas enrollables.

 

Otros aspectos a tener en cuenta

Ya sea un somier de láminas ajustable, somier de láminas de varias zonas o somier de laminas enrollable, en caso de colchones de gomaespuma se debe prestar especial atención a que la ventilación para el colchón sea suficiente. En estos casos no se recomiendan los canapés con una base completa por no permitir adecuadamente la circulación del aire.
La calidad de las láminas es importante también para la longevidad somier y para la comodidad del la combinación final con el colchón. En ocasiones las suspensiones hechas de plástico barato para los somieres de láminas, se rompen fácilmente. Algunos modelos de alta gama, tienen portadores elásticos de goma, muy recomendables para personas de mucho peso, por ejemplo. También en muchos casos las láminas de plástico, han sustituido las láminas de madera, con excelentes resultados de durabilidad y soporte.