Skip to main content

Tipos de Colchones

Comparativa de los 4 tipos de colchones más vendidos

En el mercado existen en la actualidad numerosas modelos de colchones fabricados en distintos materiales, residiendo su mayor diferencia en el componente utilizado para la producción de su núcleo interior. Al margen de esto, cada tipo de colchón puede estar recubierto de diferentes materiales con sus características propias. En Opinionescolchones hemos testeado y elaborado una comparativa entre diferentes clases de colchones con el objetivo de facilitarte la difícil tarea de elegir el colchón más idóneo para ti. Aquí te presentamos las cuatro clases de colchones más populares y que actualmente más se venden en el mercado español: de espuma, de muelles, viscoelásticos y de látex. En cada enlace encontrarás una descripción pormenorizada de sus características e información sobre sus variaciones, precios, ventajas, inconvenientes o el tipo de público para el que están recomendados. Todo esto te permitirá entender las claves y los factores decisivos a tener en cuenta para elegir el colchón perfecto.

El material viscoelástico fue creado para que los astronautas soportaran la enorme presión generada durante el despegue espacial, y los fabricantes de colchones no tardaron en percatarse de su utilidad como tecnología para el descanso.

La viscoelástica tiene una gran adaptabilidad, generando un efecto nube muy agradable. En un primer momento, este material puede resultar algo firme, pero se amolda con mucha exactitud al cuerpo mediante la temperatura corporal y el peso. La presión sobre la superficie de contacto del cuerpo con el colchón es mínima, proporcionando un sueño placentero y evitando tensiones y dolores musculares o de espalda.

Este material es conocido también como memory foam o espuma astronauta porque tiene la particularidad de recordar la forma del cuerpo que ha estado reposando en el colchón. La espuma viscoelástica tarda unos instantes en volver a su forma inicial o adaptarse de nuevo al cuerpo después de un movimiento.

Otra muestra de las propiedades de alivio de presión que proporciona el material viscoelástico es su empleo como base en mesas de operaciones en hospitales, ya que también favorece la circulación sanguínea.

Ventajas:

  • Ideal para combatir dolores de espalda, articulaciones y otros problemas ortopédicos.
  • Ideal para personas con problemas circulatorios.

Inconvenientes:

  • Menor transpiración que los modelos de muelles, no recomendado para personas muy calurosas.
  • Material de alta gama con un precio alto

La espuma es probablemente el material con la mayor variedad de calidades, firmezas, precios y características que existe en el sector del descanso. Junto a los muelles, la espuma es uno de los materiales clásicos para la fabricación de colchones.

La espuma de poliuretano es la mas conocida y utilizada. En este tipo de espuma hay un enorme abanico siendo de una gran calidad y durabilidad especialmente las espumas de alta densidad y sobre todo las llamadas HR (high resilence).

Estas espumaciones de tienen numerosos nombres técnicos dependiendo del fabircante (Bultex,Airvex, Eliocel, Tempur.…) Una de sus principales características es la gran resistencia al hundimiento y otras deformaciones, así como su durabilidad. A la hora de comprar un colchón que esté exclusivamente fabricado de espuma (sin capas de espuma viscoelástica ni espumaciones de látex), hay que tener en cuenta que su densidad sea de más de 25kg/m3. Cuanto más alta sea la densidad, mayor será la calidad y resistencia del colchón.

Otra de las ventajas de este material es que ofrece una gran variedad de firmezas. La última generación de este tipo de colchones incluye también habitualmente diferentes zonas de firmeza adaptables a cada parte del cuerpo, que resultan muy interesantes en el caso de parejas con mucha diferencia de complexión y peso.

Por último, la gran ventaja de la espuma es su precio moderado en comparación con otros materiales más vanguardistas como la viscoelástica o el látex.

Ventajas:

  • Material higiénico y de fácil cuidado
  • Ideal para personas que duermen bocabajo y de costado
  • Más económicos que otros materiales

Inconvenientes:

  • Suele desprender un olor que tarda en desaparecer un par de semanas
  • Su propiedad termorreguladora es media comparada con otros materiales

El látex es un material natural que proviene del árbol Hevea-Brasiliensis. Además de los colchones de látex natural (85% de este material en la composición), también se fabrican colchones de látex sintético los cuales tienen características similares pero con menor elasticidad y apoyo para el cuerpo. Los colchones de látex tienen un precio elevado en comparación con otros materiales pero también grandes ventajas y una gran vida útil.

El colchón de látex es especialmente higiénico y resistente a bacterias, por lo tanto muy adecuado para alérgicos. Estos colchones suelen ser de alta calidad y  adaptabilidad al cuerpo. Las personas con problemas de espalda o articulaciones se decantan muy frecuentemente por este material ya que se adapta de forma óptima al cuerpo aliviando y ayudando a conseguir una postura óptima.

Otro punto positivo es su durabilidad y resistencia siempre que se cuiden y limpien de manera adecuada. En caso contrario los colchones de látex tienden a generar problemas de humedad. Por ello también se recomienda no colocarlos sobre materiales que no favorezcan la correcta transpiración del colchón.

Además los colchones de látex son muy silenciosos en comparación con otros tipos de colchones que hacen ruido si hay movimiento, por ello favorecen un descanso sin molestias, más profundo y relajante.

Ventajas:

  • Recomendados para alegias de todo tipo
  • Ideal para personas que duermen bocabajo y de costado
  • Ayuda a combatir dolores musculares y de espalda

Inconvenientes:

  • Material de gran peso, no recomendado para personas con poca movilidad
  • Sin los cuidados adecuados el látex puede generar problemas de humedad

 

Los muelles son el material tradicional por excelencia para la fabricación de colchones, y a pesar de los enormes avances en tecnologías y materiales que ha experimentado el sector, éste sigue siendo el tipo de colchón más vendido actualmente.

Existen dos tipos de muelles utilizados para la fabricación de colchones: los muelles ensacados o embolsados y los bicónicos. En el primer caso, cada muelle está individualmente envuelto dentro de pequeño saco, esto permite una gran independencia de lechos para que los movimientos es una parte de la cama no se sientan en el lado contrario.Los muelles bicónicos, también son independientes, aunque no están en embolsados sino colocados en forma de doble cono.

Una de las características importantes de los colchones de muelles es también su precio moderado y que existe un tipo adecuado para prácticamente cualquier público. La firmeza tiende a ser alta, aunque se puede encontrar muelles con una firmeza hasta media/baja.

El colchón de muelles es también muy higiénico, ya que su estructura interior favorece la aireación, y por ello suelen ser elegidos por personas con alergias. Esto también los hace especialmente recomendables para el público caluroso y para las temperaturas altas.

Además los colchones de muelles suelen ofrecer un buen apoyo para la espalda en una posición sana que favorece un sueño reparador, combatiendo los dolores de espalda.

Ventajas:

  • Material higiénico y de alta transpiración
  • Precio asequible
  • Material que resulta adecuado para un gran abanico de público

Inconvenientes:

  • Durabilidad algo más baja que en otros materiales
  • Este tipo de colchón cuando está viejo puede hacer ruidos

 

El tipo de colchón adecuado

La elección de la clase de colchón que más se ajusta a ti, depende en gran medida de de la postura en la que duermas y de otros aspectos de tu comportamiento nocturno. Dependiendo de si la postura natural que adquieres para descansar es boca abajo, boca arriba o de costado, tu colchón ideal tendrá que cumplir con características diferentes para garantizar tu correcto descanso.
Al margen de la posición, el colchón debe acomodar y apoyar tu cuerpo siempre manteniendo la curvatura natural de tu espalda, sin forzarla ni doblarla. Es necesario que sea suficientemente firme para mantenerse en la posición correcta y a la vez suave para adaptarse a ella. Otro factor a tener en cuenta es lo mucho o poco que te muevas durante las horas de sueño. Un colchón adecuado para una persona estática por la noches, puede no permitir un descanso óptimo para alguien que cambia de postura a menudo.
No menos importante a la hora de tomar la decisión, es tener en cuenta las preferencias personales en cuanto a firmeza, así como aspectos de salud; problemas de espalda, otros problemas traumatológicos o alergias. El peso y la altura del comprador también influyen a la hora de elegir un tipo de colchón, además de por el tamaño, porque algunos materiales están especialmente recomendados o contraindicados para personas con mucho peso.
También es recomendable tener en cuenta si se duerme solo o acompañado: hay colchones que garantizan mayor independencia a la hora de realizar movimientos sin afectar el descanso de la persona que se tiene al lado.
El rango de precios entre materiales y características es también enorme, por lo que merece la pena tener en cuenta el uso que dará al colchón. Para una segunda residencia, o para una habitación de invitados, no es necesario hacer una inversión tan importante. Por último, también hay que reparar en la temperatura corporal del comprador e incluso el clima del lugar donde de va a usar colchón, ya que hay materiales más o menos transpirables y que regulan de diferente manera la temperatura.

….

colchón de aqua y colchones para alérgicos